Tres proclamas agotadas: Desarrollo, explicación e instrucción

  • Bibiana Vélez Medina
Palabras clave: Lenguaje, tiempo, fines de la educación, desarrollo, explicación, instrucción, finitud, contingencia.

Resumen

El mundo ficticio nos inventó como una certeza, nos hizo creer en los inamovibles y nos conminó al aburrimiento de lo determinado. El mundo verdadero, sin detener su rumbo, nos enseña, por su parte, acerca de la continuidad del movimiento, nos arroja de frente a la incapacidad de controlarlo todo, nos recuerda la imprecisión de toda certeza y nos golpea con lo inesperado de la contingencia. 

Más allá de una identidad inmutable, somos en realidad un devenir, un revoltijo de instantes, una afluencia de palabras que inventan y re-inventan la vida misma en cada ocasión. Este artículo, en lugar de ser un escrito plano, intenta configurarse como una metáfora de la creación no lineal. El movimiento uno es la proclama agotada que ha entrado en crisis por la confusión entre fines y medios en la educación, engaño en que ha caído la escuela cuando se ha confundido en la búsqueda equivocada de un medio, que desde otros, se le impuso como un fin: el desarrollo. El movimiento dos, consecuente con la obsesión por la racionalidad instrumental, está dedicado al reduccionismo del lenguaje en la escuela, como una herencia de la lógica metafísica tradicional y cuya máxima expresión se da en el exceso de explicaciones del maestro. La resolución de estos asuntos girará en torno a la recuperación del lenguaje auténtico que posibilita la condición creadora. En el movimiento tres, se presenta la lógica lineal, fragmentada y anulativa del tiempo en la escuela, con su consecuente operación mecanicista y programática, derivada de la instrucción. La racionalidad instrumental y la obsesión por el método son los baluartes de un tiempo crono-lógico, crono-métrico, crono-táctico que ya no nos conmueve y no nos fragua. 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2014-12-15